• Origen de nuestros jóvenes

     

    Nuestros estudiantes vienen de aldeas remotas en las regiones circundantes del departamento de Pasco. La mayoría de las familias viven en condiciones de hacinamiento en chozas pobres y a menudo son familias incompletas: las madres tienen sus primeros hijos a muy corta edad, a menudo no se casan, el padre se queda con la madre sólo unos pocos años y luego sigue su propio camino. Para sobrevivir, la madre y a menudo los hijos tienen que trabajar, generalmente en la agricultura. Ella es apoyada por  la madre y/o abuela (la famosa y muy llamada «abuelita»). La madre busca una nueva pareja que a su vez quiere un hijo más, pero que no se hace cargo de los hijos existentes de la mujer. Como resultado, muchos niños tienen que abandonar la casa de sus padres a una edad temprana. Con un poco de suerte pueden vivir con la abuelita o con tíos y tías.

    El Perú tiene 11 años de escolaridad obligatoria y casi todos los pueblos tienen ahora escuelas primarias. Sin embargo, las escuelas secundarias suelen estar ubicadas sólo en municipios más grandes y distantes. Algunos de nuestros estudiantes están acostumbrados a caminar por senderos de montaña durante más de 5-6 horas al día para ir a la escuela y volver a través de la selva.